Deja un comentario

Aguda crisis en Grecia: Organizaciones convocaron a 1 millón de personas a movilizarse este viernes y sábado

A lo largo de aproximadamente una década, entre los años 2000 y 2009, Grecia hizo caso omiso del Pacto de Estabilidad de la UE, según el cual el déficit público no puede superar el 3% y la deuda debe estar por debajo del 60%. En líneas generales, los gobiernos helenos gastaron muy por encima de sus posibilidades y llegaron a acumular un déficit que en 2009 era ya del 13,6%, y una deuda que superaba el 113% del PIB

La paciencia de los griegos se agota. Desde 2010 están viendo impotentes cómo les recortan una y otra vez los sueldos, bajan las pensiones a sus jubilados, sigue creciendo sin pausa el desempleo, pierden su trabajo, rebajan el salario mínimo, suben los precios mientras aumentan los impuestos… Y  la situación, lejos de mejorar, empeora día a día.

Las sucesivas medidas adoptadas por el Gobierno griego, supeditados a los ultimátums de la UE que intenta evitar a toda costa el efecto dominó en el viejo continente, evidentemente no favorecen a sus ciudadanos, que miran el futuro de su país con algo más que escepticismo.

Esta situación ha llevado a los ciudadanos a salir a las calles para portestar contra una serie de medidas impopulares. Las últimas anuncidas indican la reducción del 22% del salario mínimo, recortes de las jubilaciones y 15.000 despidos en el sector público.

Una ciudadana griega explicó que lo peor no es el recorte a la jubilación o al salario mínimo, “lo peor es que recorten nuestra esperanza”.

En consecuencia los sindicatos del privado GSEE (700.000 afiliados) y del público Adedy (350.000) llamaron a concentraciones el viernes y el sábado en la plaza Syntagma, teatro de movilizaciones en contra de la austeridad desde hace dos años, a menudo violentas.

Es así como durante esta jornada manifestantes se enfrentan con policías antidisturbios durante una protesta con motivo de la huelga general en Atenas, la que ha dejado al menos una persona herida tras los disturbios que se produjeron al término de la manifestación contra las medidas de austeridad impuestas por la troika  (formada por el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Europea), a cambio de un nuevo préstamo al Gobierno griego, que buscan responder a la solicitud de generar un nuevo recorte por sobre los 350 millones de dólares, condición de los acreedores internacionales para sacar adelante el paquete de rescate de 130.000 millones de euros (173.000 millones de dólares) de la eurozona y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

ORIGEN

 Para ocultar estos datos, el Gobierno del conservador Costas Caramanlis, con la connivencia de Wall Street, manipuló estadísticas oficiales y cometió irregularidades sistemáticas (denunciadas posteriormente por un informe de la Comisión Europea). La gravedad de la situación, no obstante, no salió a la luz hasta finales de 2009, apenas dos meses después de la llegada al poder del nuevo Gobierno socialista de Giorgos Papandreu.

El 8 de diciembre de ese año la magnitud de la deuda hizo que se desplomasen la bolsa y los bonos de Grecia, y Bruselas dio su primer toque de atención al Gobierno griego por la posible repercusión que ello podría tener en la Eurozona. El Banco Central Europeo instó al país a tomar medidas. Comenzaba la conocida ya como primera gran crisis del euro, y un largo via crucis para la propia Grecia del que, casi dos años después, aún no parece verse una salida clara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: