Deja un comentario

En un día como hoy, un golpe de estado en Haití destituye al Presidente Jean-Bertrand Aristide

Jean-Bertrand Aristide

La crisis de Haití en 2004 surge como una revuelta armada contra el entonces presidente Jean-Bertrand Aristide, quien había obtenido la presidencia de Haití en febrero de 2001, en unas elecciones que muchos acusaron de injustas. Pronto sufrió graves críticas por no contener la corrupción ni mejorar la economía del país, que estaba moribunda.

Por objeciones de la oposición, las elecciones no se celebraron a finales de 2003, como estaba previsto. Consecuentemente, la validez de la mayoría de los legisladores expiró en enero de 2004, lo que forzó a Aristide a gobernar a base de decretos. En diciembre de 2003, bajo una presión creciente, Aristide prometió nuevas elecciones dentro de seis meses. Rechazó las peticiones de la oposición de su dimisión inmediata.

Las manifestaciones anti-Aristide en enero de 2004 llevaron a violentos enfrentamientos en Port-au-Prince, con varias víctimas mortales.

El 5 de febrero de 2004, estalló una revuelta en la ciudad de Gonaïves. El instigador principal fue el grupo rebelde Ejército Caníbal (que cambió su nombre a Frente Por La Liberación y la Reconstrucción Nacional), que antes había apoyado a Aristide y que se puso en su contra cuando su líder fue baleado en septiembre de 2003, supuestamente por órdenes de Aristide. Los rebeldes tomaron el control de Gonaïves y expulsaron a la -mal equipada- policía  de la ciudad. La rebelión empezó a extenderse, engordada por antiguos soldados exiliados y líderes milicianos (como Louis-Jodel Chamblain), procedentes de la República Dominicana.

El 22 de febrero, Cap-Haïtien, la segunda mayor ciudad de Haití, cayó bajo los rebeldes. Ese día, un equipo de mediadores, consistente en diplomáticos de Estados Unidos,Francia, Canadá y Chile presentó un plan, con la intención de reducir el poder de Aristide, pero permitiéndole mantener el cargo hasta el fin constitucional de su mandato, en favor de un nuevo gobierno que incluiría a la oposición. Aunque Aristide aceptó el plan, fue rechazado por la oposición, que siguió pidiendo la dimisión de Aristide.

Cascos azules de la ONU en trabajos de ayuda humanitaria, después de la destitución de Aristide

Cuando los rebeldes empezaron a marchar hacia el sur, camino de Port-Au-Prince, Aristide cedió a sus demandas, renunciando a su cargo y abandonando el país el 29 de febrero de 2004. Su sucesor fue el presidente del tribunal supremo Boniface Alexandre, quien actuó como presidente interino hasta el 2006, cuando fue elegido presidente René Préval.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: